domingo, 30 de octubre de 2016

PINTAR EN DEZA


Entré un día a comer en este bar de Deza. Mientras preparaban mi comida asistí a la llegada de un grupo de comensales que en animada bulla se sentaron con idénticas pretensiones que yo. Me pareció un buen motivo que rápidamente aboceté y al que después di color. El dueño manifestó su interés por la pinturita y se la dediqué. Hace unos días pasamos por allí y la vimos. Me dio alegría revivir aquel día en la pintura.

3 comentarios:

joshemari dijo...

Es buenísima. Te felicito!

Fernando Chaguaceda dijo...

Saludos.Va de bares...

Jane dijo...

Complimenti , veramente bellissimo ! Abbraccio.