viernes, 4 de febrero de 2011

PARIS, DIBUJOS

Quiosco típico





Rue de la Chaussée, junto a las famosas galerías Lafayette




Me sorprendió la fuerte vigilancia de la estación de tren



Mientras comíamos un bocado o, sencillamente sentados en un puente o apoyados en cualquier lado, cuatro rayas y un poco de color y ¡ya está! Recuerdo que a la vez que yo dibujaba este último, una chica también dibujaba, un poco más allá, en otro banco, el Museo d'Orsay.

1 comentarios:

ricardo azkargorta dijo...

Muchas gracias por tu comentario.
Respeto a los artistas que creen en su trabajo y lo hacen de corazón, eso se nota en la obra, y creo que en tu caso eso es así.
Saludos